jueves, 12 de enero de 2012

'Tímidos Anónimos': unidos por el chocolate

Si mal no recuerdo, la timidez y sus consecuencias nunca han sido el centro de una historia en el cine. Hablamos de la timidez profunda, casi enfermiza, que verdaderamente incapacita a muchos para relacionarse de forma normal con la gente de su entorno. Y no sólo de ella, sino de un grupo de personas que se reúne en plan Alcohólicos Anónimos para apoyarse y aconsejarse entre ellos.

Ese es el rasgo original de la película Tímidos Anónimos, cuyo desenlace es más bien previsible, pero eso no impide que el filme resulte agradable, entretenido y humorístico. Por otra parte, los tímidos nos veremos reflejados en algunas de las situaciones que muestra esta simpática comedia.



La historia se centra en una chocolatería francesa al borde de la quiebra a la cuál acude la joven Angélique (Isabelle Carré) a buscar trabajo. Ella es una experta chocolatera, pero también extremadamente tímida, como también lo es el dueño de la fábrica, Jean-René (Benoît Poelvoorde). Ambos acuden por separado a terapia para superar su timidez, y al conocerse se enamorarán al instante sin saber que comparten ese incómodo rasgo.

A partir de ahí se encadenan hábilmente las situaciones cómicas, los apuros y los malentendidos entre la pareja. La escena en la que ella se da cuenta de que él se cambia de camisa cada dos minutos (porque las empapa en sudor de los nervios) es graciosa, pero más lo es la del paseo que ambos dan bajo una lluvia torrencial porque ninguno se atreve a decir al otro que no quiere salir. 

Tímidos Anónimos consigue representar muy bien la angustia que sufren los dos protagonistas en el día a día y más en su intento por estar juntos y por que el uno no se dé cuenta de la timidez del otro. Deja un buen sabor de boca y un mensaje esperanzador tanto para los tímidos como para los que no lo son.

NOTA: 7/10

6 comentarios:

  1. Esta película la tengo pendiente, pero tras haber visto La bici de Ghislain Lambert y Nada que declarar, me declaro fan incondicional de Benoit Poelvoorde.

    ResponderEliminar
  2. Hi! Great site! I'm trying to find an email address to contact you on to ask if you would please consider adding a link to my website. I'd really appreciate if you could email me back.

    Thanks and have a great day!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi! I have just installed a form in my site, so you can use it to contact me and tell me something about your website.

      Thanks for reading me! :)

      Eliminar
  3. Al final la vi ;)

    http://charly-hell.blogspot.com.es/2012/11/timidos-anonimos.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bien hecho! Me alegro de que te gustara :)

      Eliminar
  4. Pues de Pooelvorde, la primera que vi fue La bici de Ghislain Lambert y me gustó mucho, y ahí fue donde le descubrí, después vino Nada que declarar, Tímidos anónimos.... si algún día la ves, me cuentas, ok?

    ResponderEliminar